Historia del Bambú Japonés en inglés, una historia sobre la paciencia

En la cultura japonesa hay infinidad de historias y relatos que sirven a manera de reflexión y una de ellas es la historia del bambú japonés que hoy les dejaremos para quien no la haya escuchado. El bambú es una planta considerada mágica para los japoneses y en el mundo es hoy en día un símbolo de la paciencia y de labuena suerte que aleja las malas energías y es por esto que es recomendable tener algunos tipos de bambús en  oficinas y en el hogar.

El cuento del bambú japonés es una historia que los hará reflexionar acerca de la importancia de la perseverancia y la paciencia para poder alcanzar cualquier meta que se propongan en la vida. El éxito es solo para aquellos que tienen la valentía de perseguir sus sueños y no rendirse en el camino.

La paciencia, un cuento del Bambú Japonés (inglés)

(Español)

Hace mucho tiempo, dos agricultores iban caminando por un mercado cuando se pararon ante el puesto de un vendedor sorprendidos por unas semillas que nunca habían visto.

– Mercader, ¿qué semillas son esas?, le preguntó uno de ellos.

– Son de bambú. Vienen de Oriente y son unas semillas muy especiales.

– ¿Y por qué son tan especiales?, le dijo uno de los agricultores.

– Si las llevan y las plantan, verán por qué. Sólo necesitan agua y abono.

Así, los agricultores motivados por la curiosidad, compraron algunas semillas de bambú, volvieron a sus tierras y las plantaron.

Pasado un tiempo, las semillas no germinaban mientras que el resto de los cultivos seguían creciendo y dando frutos; entonces uno de los agricultores le dijo al otro:

– Aquél viejo nos engañó con esas semillas. De ellas no saldrá nada. Y decidió dejar de cultivarlas. Aun así el otro siguió haciéndolo.

Seguía pasando el tiempo sin resultados, hasta que un buen día, cuando el agricultor estaba a punto de dejar de regarlas, se sorprendió al encontrarse con que el bambú había crecido. Y no sólo eso, sino que las plantas alcanzaron una altura de 30 metros en tan solo 6 semanas.

¿Cómo era posible que el bambú hubiese tardado 7 años en germinar y en sólo seis semanas hubiese alcanzado tal tamaño? La verdad es que durante esos 7 años de aparente inactividad, el bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después la planta.

Del mismo modo ocurre en nuestra vida, el éxito tiene un largo proceso de desarrollo que requiere de mucha paciencia, esfuerzo y dedicación, pero que una vez que germine tendrá un rápido crecimiento y bases fuertes.

Así que no abandones tus sueños, tal vez están a punto de florecer.

(Inglés)

A long time ago, two farmers were walking through a market when they stopped at a vendor’s stand surprised by seeds they had never seen.

– Merchant, what are these seeds? One of them asked.

– They’re made of bamboo. They come from the East and are very special seeds.

– And why are they so special ?, said one of the farmers.

– If you take them and plant them, you will see why. They only need water and fertilizer.

Thus, farmers motivated by curiosity, bought some bamboo seeds, returned to their lands and planted them.

After a while, the seeds did not germinate while the rest of the crops continued to grow and bear fruit; then one of the farmers said to the other:

– That old man cheated us with those seeds. Nothing will come out of them. And he decided to stop cultivating them. Even so the other continued to do so.

The time went by without results, until one fine day, when the farmer was about to stop watering them, he was surprised to find that the bamboo had grown. And not only that, but the plants reached a height of 30 meters in just 6 weeks.

 

How was it possible that the bamboo had taken 7 years to germinate and in just six weeks it had reached such a size? The truth is that during those 7 years of apparent inactivity, the bamboo was generating a complex system of roots that would allow it to sustain the growth that the plant would later have.

In the same way it happens in our life, success has a long process of development that requires a lot of patience, effort and dedication, but once it germinates it will have a rapid growth and strong bases.

So do not abandon your dreams, maybe they are about to blossom.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat